El café de especialidad se define como una bebida de calidad elaborada a base de café. Quien la degusta puede constatar que se trata de un producto de una calidad única, un sabor distintivo y personalidad que lo diferencia respecto a otras bebidas comerciales. La bebida se elabora con granos cultivados en sitios específicamente adaptados para este propósito y cumple con los estándares más exigentes a lo largo de su cultivo, procesamiento, almacenamiento, tostado y preparación.